Turismo, una vitrina estratégica para la Argentina

Turismo, una vitrina estratégica para la Argentina

El sector turístico constituye la antítesis del aislamiento económico, ya que su dinámica depende justamente del grado de apertura de los países al exterior. Asimismo, ha contribuido a llamar la atención sobre el hecho de que las personas todavía disfrutan de una libertad de circulación bastante inferior a la de las mercancías.

Resulta por eso oportuna la decisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas de declarar el 2017 como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. Las celebraciones de esta iniciativa global arrancaron en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (FITUR), que en la edición de este año tuvo a la Argentina como protagonista principal.

FITUR es ante todo una de las principales vitrinas mundiales del sector. En tan sólo cinco días reunió a 245 mil participantes, a 9.600 empresas de 165 países y a 6.800 periodistas. Una auténtica cumbre con inversores donde se ha vuelto a mostrar el cambio de rumbo de la Argentina. Ese rumbo hacia un país más próspero, más predecible y más inclusivo. Hubo mostradores sobre las múltiples maravillas naturales con que hemos sido bendecidos. También hubo degustaciones que demostraron la indiscutible calidad de nuestra carne y de nuestros vinos; como, además, hubo exhibiciones de tango y espacios dedicados a segmentos relevantes como el turismo médico. Día tras día, Argentina demostró ser lo que es, un país pleno.

Aprovechar el enorme potencial del turismo argentino y maximizar nuestras ventajas competitivas es la estrategia a la que se debe apostar en la península ibérica, puerta natural de embarque de visitantes europeos. Por lo tanto, fue de gran importancia la ampliación del acuerdo comercial celebrado entre Aerolíneas y Air Europa, que prevé la apertura de nuevas rutas entre la Argentina y el Viejo Continente.